jueves, 7 de febrero de 2013

UNA DE PROFESORES

Hoy os quiero hablar de una película menos conocida por el gran público que la de la entrada anterior.
Se trata de "El profesor Lazhar". Película que se estrenó hacia mayo de 2012, canadiense pero rodada en francés y con toda la esencia de ese cine francés que tanto me gusta.


Es una película sobre denuncia social, en la que un maestro argelino llega a una escuela de Montreal para sustituir a una maestra que ha muerto trágicamente.
El sustituto, Bachir Lazhar, tiene 55 años y debe enfrentarse a una clase con niños de 12 obsesionados con la muerte y con todo lo que conlleva tras la experiencia vivida al perder a su profesora.
A Bachir le diferencian muchas cosas de los alumnos: la edad, la nacionalidad, la cultura, el sistema de educación... Pero también hay algo muy importante que les une, más importante que todo lo que les puede separar. Él también ha vivido una experiencia cercana a la muerte en su país, también a perdido a seres queridos y también se siente perdido, solo e incomprendido.
Esta coincidencia la vive en silencio y se sirve de ella para entender a los niños y para hacerles comprender la muerte como una parte de la vida con la que hay que convivir.

Esta película habla de la vida, de las ausencias, de las necesidades y de la soledad. Está hecha con mucha sutileza, no hace del profesor ningún héroe sino, más bien, lo pone al mismo nivel que los niños. Se ayudan mutuamente.
Mientras que para los adultos es una persona solitaria y diferente, para los alumnos es un refugio su manera de enseñar, hay una gran relación entre ellos aunque no se diga explícitamente. Mientras que los adultos ocultan los sentimientos los niños desean expresarlos.
Bachir es el único que les trata directamente el tema que les aflige, no intenta hacer como si nada hubiera pasado.
Los entiende y entiende también, que es necesario hablar de lo ocurrido, desahogarse, para poder superar una tragedia como esa.

La verdad, es que la historia tiene todos los ingredientes para que, en manos de un director "hollywoodiense" , resulte un gran drama con apoteosis triunfal al final. Pero el estilo francés es otro, se presenta casi sin que te des cuenta, de una manera natural no forzada . Se puede decir que es una historia hecha desde la humildad y la sencillez.

El actor que hace de Bachir Lazhar se llama Mohamed Fellag y nos transmite a un profesor casi temeroso, con la tristeza anclada en sus ojos. Ha perdido a su familia y en realidad está repatriado en Canadá porque en su país está amenazado de muerte. Es la viva imagen de la soledad. Ha llegado a un colegio donde han vivido una experiencia similar a la suya, la ausencia y la pérdida también están presentes. Ésto le lleva a identificarse y que se cree ese estado de conexión espiritual silenciosa y aparentemente invisible.

Los otros personajes principales son dos de sus alumnos directamente implicados con la tragedia sucedida, llenos de traumas personales avivados por todo lo ocurrido. Los ojos de Alice, la niña, hablan por sí solos, desprende ternura y madurez.

Es de lo que habla esta película, de las experiencias que te hacen madurar. Tengas 55 o 12 años, si vives una situación que te sobrepasa, te afecta de la misma manera. A unos les hace crecer y madurar de golpe y al otro también le hace sentir que algo en su interior ha cambiado para siempre.
El miedo a ese cambio y a saber afrontarlo, el sentirse completamente perdido es lo que muestra "El profesor Lazhar".

GRACIAS POR LEERME
Si os apetece podéis dejarme comentarios, ¿la habéis visto?, ¿os crea curiosidad?, ¿qué os parecen este tipo de películas? o lo que, como digo, os apetezca.

2 comentarios:

  1. Gracias, muy bueno! Además no conocia este film y has despertado la curiosidad y las ganas de verlo. Buen blog, buen trabajo, gran placer leerla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, has sido muy amable.un saludo

      Eliminar